Breaking News
Loading...
domingo, 22 de junio de 2014

¿Realmente funcionan las cerezas contra la gota?

De todos los tratamientos naturales contra la gota la cereza es, sin lugar a dudas, el más conocido popularmente. De hecho su efectos son conocidos ya desde el siglo XVIII cuando el célebre botánico sueco Karl Linneo (1707-1778) curaba sus ataques de gota con cerezas. Pero, ¿realmente funcionan las cerezas contra la gota? y ¿por qué?

Un estudio de la Universidad de Boston  publicado en 2012 en la revista Arthritis and Rheumatism, encontró que el consumo de cerezas reduce en un tercio la probabilidad de sufrir un ataque de gota agudo. Para ello se basaron en los registros autorizados de más de 600 pacientes de gota y se fijaron en los hábitos de consumo alimenticio, incluyendo cerezas y otros alimentos, que los pacientes habían reportado en los dos días previos y posteriores al ataque de gota. Los resultados del estudio mostraron que el consumo de cerezas, durante el periodo de observación, se asoció con un 35% menos de riesgo de sufrir un ataque de gota comparado con la no ingesta de cerezas. Además, se encontró que la cereza tiene un efecto sinergizante con el alopurinol, medicamento que inhibe la producción de ácido úrico en el organismo, ya que en los casos en los que se combinó el consumo de cerezas con este medicamento, el riesgo de sufrir un ataque de gota se redujo en un 75%.

Este interesante hallazgo sugiere que puede existir alguna relación entre la ingesta de cerezas o de extracto de cereza y la reducción del ácido úrico. Pero, ¿cuál puede ser la base científica de esto?, tres son las posibles explicaciones científicas:
  • la cereza bloquea la reabsorción tubular de ácido úrico e incrementa su excreción a través de la orina.
  • la cereza puede también bloquear la xantina oxidasa y reducir la producción de ácido úrico. La xantina oxidasa es la enzima catalizadora de la reacción que convierte, en el organismo, las purinas que ingerimos en ácido úrico; de hecho, el medicamento alopurinol es un inhibidor de esta enzima.
  • además, las cerezas contienen antocianinas que son pigmentos hidrosolubles que otorgan el color rojo a la cereza y a las que se atribuyen, entre otros efectos beneficiosos para la salud, efectos anti-inflamatorios.
Con estas referencias tenemos muy buenas razones para creer que la ingesta de cerezas, ya sea naturales o en forma de extracto, jugo, conserva, etc... es una elección muy acertada para prevenir la gota.

Enlace al estudio:


0 comentarios :

Publicar un comentario

 
Toggle Footer