Breaking News
Loading...
domingo, 7 de noviembre de 2010

Sidra y ácido úrico. Los beneficios.

El consumo moderado de sidra ayuda a la eliminación del ácido úrico y a la prevención de cálculos renales según diferentes expertos.

Recogemos a continuación algunos testimonios de expertos en medicina y nutrición que recomiendan el consumo moderado de sidra como remedio para reducir los niveles de ácido úrico.

La sidra natural inmuniza contra la gota y la piedra – Junta de Castilla y León

Los bebedores de sidra son menos propensos a la acumulación de ácido úrico y "presentan una inmunidad casi general contra males como la piedra y la gota". Así se recoge en las conclusiones de un estudio sobre esta bebida que ha elaborado un equipo de técnicos de la Junta de Castilla y León. El ácido málico contenido en la bebida asturiana es un diurético poderoso que activa la función de los riñones y evita la acumulación de ácido úrico, según la redacción del estudio, por lo que queda demostrado que los bebedores de sidra están menos expuestos a dolencias como la gota y la piedra.

El documento defiende a la sidra como la bebida "refrigerante e higiénica" para combatir el calor estival "entre todas las bebidas fermentadas", incluida la cerveza. Además de esto, el estudio recoge que la sidra posee propiedades litotrícicas, es decir, es excelente para poder prevenir las acumulaciones de piedras y cálculos en los riñones.

Médicos y nutricionistas defienden los efectos terapéuticos de la sidra asturiana

Arturo Cortina, catedrático de Cardiología de la Universidad de Oviedo y el doctor Jesús Bernardo, autor del libro Dieta del Cantábrico avalan sus propiedades para la prevención de enfermedades cardiovasculares. El consumo máximo recomendable por adulto no debería exceder una botella al día.

El doctor Jesús Bernardo, afirma que la presencia de antioxidantes como el antociano actúa como un regulador del ácido úrico y favorece el papel diurético, ya conocido, de la sidra. Además, el calcio y el potasio contenido en la bebida ayudan a mantener en niveles óptimos la presión sanguínea. El autor de la Dieta del Cantábrico aporta además una ventaja añadida; las personas que desean adelgazar sin prescindir del alcohol podrían tomar sidra por su bajo contenido calórico.

El especialista en nutrición y dietética por la Universidad de Reims, el avilesino Jesús Bernardo afirma que la sidra es buena para prevenir las enfermedades cardiovasculares y destaca asimismo sus propiedades diuréticas: “el consumo moderado de sidra aporta una importante cantidad de antioxidantes como flavonas y antocianos, que actúan como reguladores del ácido úrico y a corto plazo tienen un efecto protector ante enfermedades cardiovasculares. También contiene pectinas, y minerales como calcio y potasio. Además el alcohol, siempre con moderación, ayuda a aumentar el HDL, el colesterol bueno.”

Otros beneficios de la sidra

La Doctora Caroline Walker de Brewing Research International, ha publicado algunos de los resultados de su investigación acerca de los positivos efectos para la salud de la ingesta moderada y diaria de sidra, concluyendo que la toma diaria de medio litro de sidra aproximadamente influye positivamente en la salud del consumidor.

Buena parte de las investigaciones de la Doctora Walker se basan en el rico contenido de la sidra en antioxidantes, configurándose estos como previsores de daños celulares que podrían originar dolencias cancerígenas y problemas cardiovasculares. El calcio y potasio contenidos en la sidra se configuran como importantes factores para mantener la presión sanguínea en niveles óptimos. Asimismo la actividad antioxidante alcanza niveles similares a las del de vino tinto. Además, algunos de esos antioxidantes propios de la manzana favorecen la respiración pulmonar y se revelan como anticancerígenos.

Cuidado con los excesos

Sin embargo no debemos de olvidar que la sidra contiene alcohol y que la acción directa de éste impide la eliminación de ácido úrico, de ahí que los efectos beneficios de la sidra en el ácido úrico se limiten a su consumo moderado. Las cantidades que se pueden considerar moderadas se encuentra entre medio litro y una botella según los expertos aquí citados.

Fuentes:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Toggle Footer