Breaking News
Loading...
lunes, 21 de septiembre de 2009

Terapia de choque ante un ataque de gota. ¿Realmente funciona?

17:59

hot-water bottle-TALlama-Flickr Hoy me hago eco de un post que he leído en un portal norteamericano. Se trata de un enfermo de hiperuricemia que tras una ataque de gota en su pie dio, fortuitamente, con un remedio muy simple para paliar los agudos dolores provocados por la gota.

El remedio consistió en someter al pie a un choque térmico de frío y calor. El paciente cuenta como hizo caso omiso a la medicación de su médico y en su lugar utilizó la tradicional bolsa de agua caliente para ver si el calor paliaba el dolor, ante la ausencia de efecto alguno, decidió volver a llenar su bolsa de agua, pero esta vez helada, una vez que el hielo se derritió volvió a repetir la operación con la bolsa de agua helada. Cada vez que repetía la operación el pie mejoraba aún más y los dolores eran menos intensos. Finalmente, cuando el pie estaba casi helado, se detuvo, se fue a la cama y pudo dormir plácidamente, desapareciendo los dolores al amanecer y pudiendo volver a caminar. La razón científica que argumenta esta persona es que el choque térmico provocó que los cristales de ácido úrico se rompiesen, pudiendo volver a circular por la sangre (en “Conociendo nuestra enfermedad” describimos cómo y por qué actúan estos cristales en un ataque de gota).

Es la primera vez que tengo noticias de un remedio tan eficaz para terminar con los dolores durante un ataque aguda de gota, en cierto modo tiene su explicación científica. Sin embargo nos gustaría que si alguno de nuestros lectores experimenta un ataque de gota y decide aplicar este remedio nos cuente su experiencia.

Tal y como recordamos en la descripción de nuestro blog, no somos expertos médicos ni pretendemos dar recetas infalibles, simplemente compartir experiencias que mejoren nuestra calidad de vida. Volvemos a recordar que la base para controlar la hiperuricemia son la dieta adecuada y los hábitos saludables, más aún que la medicación. Y recordemos que el tratamiento de la gota primaria o sintomática debe de mantenerse indefinidamente, ya que la predisposición hereditaria persiste de vida. Si abandonamos estos hábitos la enfermedad reaparecerá como muchos de nosotros ya hemos sufrido y quizás en ese momento el ataque sea tan fuerte que este remedio que hoy compartimos no funcione.

Enlaces interesantes:

Enlaces relacionados:

2 comentarios :

  1. Hoy, jueves 3 de marzo del año 2011; amanecí con un ataque de gota terrible en mi pié izquierdo. Inmediatamente busqué en internet ya que tengo que ir a trabajar hoy. Cogí 2 cubetas (baldes) y le puse en uno agua caliente (lo más que pude resistir) y en otro agua helada (con todos los cubitos de hielo que encontre en la nevera) y procedí primero hundiendo mi pie afectado en agua muy caliente durante algunos minutos y luego la pasé al agua helada. Debo decir que repetí la operación de pasar un pie de una cubeta a otra varias veces y que la mejoría fué notable (después de 15 minutos de estar de lado a lado) pero no eliminó por completo la sensación del dolor, sin embargo podía caminar mucho mejor. Y ahora que han pasado 2 horas desde esto me siento muchísimo mejor y parece que el dolor va a desaparecer por completo en un par de horas mas...ojalá. Fue mi experiencia.

    ResponderEliminar

 
Toggle Footer